viernes, 28 de noviembre de 2014


Quiero compartir una entrevista que nos abre la mente, el corazón y nos invita a reflexionar:

http://energizate.net/2014/11/lama-tulku-lobsan-medicina-tibetana-reflexiones-sobre-la-vida-la-muerte-y-la-enfermedad/

"Cuando no ves claramente, pones en marcha el pensamiento. Y cuanto más pensamos, más ignorantes somos y más confusión creamos"

Somos de determinada manera o tenemos ciertas reacciones, formas de actuar, pensamientos por alguna razón. Por algo que nos pasó o marcó en la vida somos de la manera que somos. Si entendemos eso, entendemos al otro y logramos conectarnos. No juzgándolo sino comprendiendo su historia, su pasado y así su presente. Pensar demasiado, darle vueltas a las cosas, analizarlas de sobre manera, no es saludable para nosotros ni el resto. La mente es compleja y puede jugarnos una mala pasada. A veces nos pone en contra de nosotros mismos y los demás. La visa es más simple de lo que creemos y en las simples cosas se encuentra la felicidad, una de esas pequeñas cosas es entender al otro, aceptarlo y no juzgarlo. 

"Cualquier cosa beneficiosa es medicina, y cualquier cosa que te haga infeliz o te de problemas, es enfermedad"

 Una persona o pensamiento negativo es tan perjudicial como cualquier virus o bacteria, sabia decisión es tomar distancia de lo que nos hace mal. Saber decir adiós a quien no suma en nuestra vida aunque signifique un duelo, tomar distancia de lo negativo contribuye a nuestro buen humor y una sonrisa es más poderosa que cualquier medicamento.

Con locura es la mejor forma de vivir. Entendiendo como locura el reir, cantar, bailar, despertarnos con energía, no perder la capacidad de asombro, divertirnos como niños! Seamos locos lindos caminando por la vida, entendiendo al otro, sonriendole a la vida. Una sonrisa tiene el mayor poder de transformación. 

jueves, 10 de abril de 2014

Compartir

Agosto 2013 -Uno de los tantos trenes en la India-

 No se sus nombres o mejor dicho, ya me los olvidé.
Lo importante es que son el fiel reflejo de la calidez humana que recibí en India. Una pareja que lleva más de 40 años casada, se sorprende con carcajadas avergonzadas al enterarse que con 24 años no estoy casada y mucho menos tengo hijos. Es irreal pensar cuando nos miran a Pablo y a mi que no somos marido y mujer, menos se imaginan que nos conocemos hace menos de un mes. Como explicar eso ante la pregunta ¿cuanto años llevan casados? ante la obviedad de que lo estamos.

Infinitas diferencias nos separan, cultura, religión, costumbres, modo de vida pero nos unen los chapatis preparadas por la señora con unos masalas tea alrededor de la mesa plegable del tren.

No importa que ella solo hable hindi, su marido sepa inglés y yo español. Los tres reímos de mi increíble estado civil y compartimos la mesa.