domingo, 17 de marzo de 2013

Venezuela - la revolucion en la calle-

 (Aclaracion: estoy escribiendo de una computadora alemana,  no tengo idea como poner los acentos por ende a continuacion no veran ni uno pero si tengo la letra o con puntitos: ö)



Antes de viajar visite varios blogs de viajes para darme una idea del destino que iba a visitar. Antes de pisar Caracas muchas palabras, experiencias, cuentos, anecdotas llegaron a mi. Agradezco tener la posibiidad de vivirlo en carne propia, visitar estas tierras, caminar con mis propios pies y ver con mis ojos la realidad o por lo menos la realidad que ellos ven.

No existe una sola realidad sino tantas como ojos que  la ven. Esta es mi mirada.

Llegue a Caracas en un momento mas que especial, sin chavez en presencia fisica pero sin duda ideologica. Me cautivaron carteles de amor hacia el, banderas, brazaletes de la bandera nacional en los brazos de muchos hombres, mujeres y hasta chamitos. Inscripciones, grafittis en las paredes, gorros, puestos callejeros con fotos del comandante entre otras cosas.
En el dia de ayer, sabado 16 de maryo de 2013, trasladaron el cuerpo del ex presidente al museo militar y estoy aca viviendo este momento en la casa de Francisco,mi abuelo venezolano.

Caminamos por  el centro, recorrimos la historia de esta ciudad y fui una tipica turistica en el casco historico de Caracas. Tan tipica que me descuide y deje de prestarle atencion a mi camara. En la entrada de estacion de metro "La Hoyada" me pare frente a un grafitti "Yo estoy con la revolucion" y le tome una foto. En ese momento un "ratero" aparecio atras mio y me quito la camara de fotos. Un camino posible hubiera sido quedarme helada, no reaccionar, maldecir  la situacion, perder las fotos y la camara, hasta enojarme con Caracas y llenarme de bronca. Pero el camino no fue ese sino no estarian viendo las fotos que estoy compartiendo.

Corri al grito de "agarrenlo" junto a rocio de guatemala y Roz de Peru. Era un simple chamo que vio la oportunidad y la aprovecho, no era peligroso, sino no lo hubiera hecho. Al grito de agarrenlo y policia! una multitud salio a la calle. No esoy segura si eran dos o tres hombres los que empezaron a perseguirlo corriendo atras de el.  Tampoco estoy segura de cuanta gente fue la que salio a la calle pero se que era mucha. De pronto me encontre en una calle con gente de ambas veredas y dos o tres hombres persiguiendo al ladron. Uno de ellos logro acercarse y pegarle una patada en el aire justo en el estomago. De pelicula. No me olvido esa escena. Otro recupero mi camara mientras yo miraba la patada voladora, se la dio a rocio. Francisco, mientras tanto, le decia al patrullero lo que habia pasado "Le robaron la camara a mi nieta, por alla!"

La gente no hizo oidos sordos a mis gritos, salio a la calle, me ayudo y hasta recupero mi camara.

La realidad eligo verla de esta manera: Gracias Caracas por hacer la revolucion saliendo a la calle, por no conformarse con la inseguridad y desde su lugar luchar contra ella.