viernes, 8 de febrero de 2013

Cambio rotundo de días, eso que llamamos año nuevo.




Tendemos a fin de año hacer un balance de lo que quedó atrás y lo que está por venir, como si año nuevo fuera un límite, una línea que cruzamos de un día para el otro y estamos en una realidad totalmente distinta. "Es un cambio de día nomas " "Año nuevo, vida nueva" "Este año lo hago, lo termino, lo dejo". Fuera cual fuera la explicación profunda y psicológica, la necesidad humana por darle este sentido al cambio de calendario en la heladera, esto pasa y claramente no fui la excepción a la regla. ME PASÓ. Hice mi querido, amable, amoroso balance. 

Nunca había pasado este rotundo cambio de días fuera de la tradicional mesa familiar con vitel tone. Claramente mi balanza anual (soy de libra) no esta muy equilibrada y era necesario un rotundo cambio de día, año, lugar, tiempo y espacio. Pregunten donde pasé año nuevo......¿Donde mariana? Cuéntanos! ¿Donde?!......Pasé año nuevo en Iruya, Salta, que se entra por Humahuaca, Jujuy, blablabla si fuiste al norte ya lo sabes. Ahora pregunten donde pasé mi último día del año 2012......¿Donde mariana? Cuéntanos! ¿Donde?!..... Pasé el último día del año caminando de Iruya a San Isidro, una caminata llena de saltos, piedras, una espina clavada en mi nuevas zapatillas cancheras de training, las mejores empanadas de queso en lo de Teresa y sobre todo con compañeros de vida: Ian, Popo y El churro más nuestros nuevos amigos Maisi y Amor. Si me preguntan (creo que quiero que la gente me pregunte pero esto es un monólogo) que fue lo mejor de este cambio rotundo de días/años creo que fue la forma en que elegimos vivirlo, con mis tres hombres que quiero con todo mi corazón, en un lugar mágico, con increíbles paisajes de día e inmensidad de estrellas de noche. Es una elección propia el modo en que vivimos cada instante de nuestra vida, como transitaremos cada año y cada momento, de nosotros depende que sea un año más o sea: el mejor año nuevo de nuestras vidas.

Elegí un 2013 diferente, jamás me imaginé que lo diferente me iba a llenar tanto el alma y hacer sentir tan feliz. El compartir la mesa con Asunta (hospedaje en Iruya) y toda su familia, recibiendo un año nuevo como en familia fue la mejor manera de terminar el 2012 y abrirle la puerta al nuevo año, arrancar el primero de enero en la plaza del pueblo con todos los nenes jugando, bailando, haciendo música fue el perfecto despertar de un 2013 que no tengo dudas será diferente.

Fotos: Iruya, Salta. Fin de año 2012 en el Hospedaje Asunta (tel 0387154045113). Primero de enero 2013 recibiendo el año en la plaza de Iruya con los niños de pueblo, jugando, cantando, disfrutando un helado.







En algún lugar del mundo hay alguien que está dispuesto a ayudarte




“Piensa en lo siguiente: En algún lugar del mundo hay alguien que está dispuesto a alojarte. En algún lugar hay alguien que necesita de tus conocimientos y especialidades y está dispuesto a pagarte por eso. En algún lugar hay alguien que no tiene problemas en ayudarte a continuar tu viaje. En algún lugar hay espacio de sobra para que te quedes. En algún lugar hay excedente de alimento. En algún lugar encajas perfectamente y sólo falta que llegues. En algún lugar puedes obrar bien y ayudar a muchas personas, y ellos pueden ser capaces de darte lo que te falta para seguir quedándote fuera.” Nelson Medina, creador de mochileros.org



El conductor, del camión de la foto, es CARLOS.

Hacer dedo o autostop es vacío de contenido si solo lo consideramos una manera de viajar gratis y ahorrar dinero. Levantar el pulgar en un camino es la forma de abrirle la puerta a la oportunidad de conocer gente e historias que jamás imaginabas poder encontrar a la vera del camino. La incertidumbre se apodera de uno y se siente vulnerable, expectante, hasta un miedo recorre el cuerpo y se hace sentir en el sudor frio que aparece en la nuca. Se busca adrenalina y de esta manera se encuentra. No sabía cuando iba a llegar el momento de hacer dedo SOLA pero sabía que llegaría….y llegó. Ante las inseguridades se presentaron oportunidades, un contexto que me forzó a tomar la decisión sin dudar. Poner en la balanza las ganas de llegar a Chile y la imposibilidad de hacerlo en micro.

Escenario: Purmamarca. Fecha: Primeros días de enero 2013 luego de pasar año nuevo en Iruya.
Deseo: Conocer San Pedro de Atacama, Chile.

Tortilla en mano preguntando dónde comprar el pasaje del micro que recorre el trayecto Purmamarca – San pedro de atacama, conozco a un hombre del cual no se sabe su nombre. Si se sabe que solía vivir en buenos aires pero dejó todo para ponerse un local en la quebrada y ser comerciante allí, lejos de la ciudad.  Esto lo sé recién a la vuelta pero a la ida nuestro cruce de palabras fue simplemente –A donde venden los pasajes a Chile? – Allá!  Señalando el camino.
No había pasajes hasta dentro de una semana. Caminando sobre mis pasos me encuentro con el señalador del camino –Conseguiste? –No! Con una cara tan triste que hizo que la conversación continuara. –Mirá, ves esa ruta? Todos los camiones que pasan por ahí van a chile, todos. Alguno te va a parar. Estás viajando sola supongo, no tengas miedo, ellos tienen más miedo que vos.

Ese día un encuentro se hizo real y de casualidad, sin haberlo planificado me encontré con Javi el dueño de “la camio”. En 2012 disfruté un viaje de 29hs de retiro a tucumán en tren. En Tafi del Valle conocí a Javi, tranquilo, sereno, acostado en el hostel me asomé por su cucheta y aparecí con todas las ganas de sociabilizar. Viajaba solo en camioneta. Viajaba porque ya no lo hizo más. El “equipo amarillo” se estaba conformando sin saber que adoptaría ese nombre como propio con una franela de ese color como bandera. Javi, la camio, la ausencia de pasaje a chile, la idea de hacer dedo sola. Todo estaba dado. Tu aparición Javi, fue una señal.

Comienza el día, mochila al hombro, pensamientos positivos y decisión de ir a la aventura. Apoyo la mochila en el piso al lado del camino y levanto mi dedo.
45` Para un auto con una parejita de abuelos. Casi los adopto como propios. Iban a unos 35km.
2:30` Pasa un camión, me silvan. Ok.
5`Para CARLOS.

5 minutos? CINCO MINUTOS?! Sabía que iba a pasar pero para sorpresa el tiempo fue más que generoso. Cinco minutos tardé en levantar mi dedo y conocer a Carlos. No sé bien como contar esto pero fue hermoso conocerlo y compartir con él el viaje, conocer su historia, aceptar su generosidad, hacerle caso a lo que reflejaban sus ojos y subir al camión, no arrepentirme y volver atrás. Los ojos no mienten y los de Carlos decían mucho.  No pude evitar preguntar si frecuentaba subir mochileros a su camión –Hace bastante que no, la última vez que subí a dos chicos, me robaron- “Ellos tienen más miedo que vos”. Paraguayo, separado, una hija, historia más que fuerte donde nuestras lágrimas cayeron al mismo tiempo mientras la relataba. No sé si es correcto contarla, espero y tengo la ilusión de que Carlos lea esto y sepa lo importante que fue en mi camino. Jamás me voy a olvidar de él, su historia, ayuda y compañía, hasta ganas de coordinar la vuelta a Argentina que no pudo ser. –No, invito yo! Si no te bajas del camión. Fue lo que me dijo cuando intenté pagar la comida que compramos en Susques para el camino.

Tuve miedo, sentí el sudor en la nuca pero Carlos apareció en mi camino. Gracias Carlos!


jueves, 7 de febrero de 2013

Movimiento


El movimiento es el mejor estado en el cual nos podemos encontrar. El movimiento lleva y trae, remueve cosas del pasado y trae nuevas al futuro pero sobre todo te hace vivir el presente de una manera diferente. Sin dejar pasar cada día, sino viviendo en intenso movimiento, sumando experiencias, anécdotas, vivencias, sentimientos, emociones, conocimiento,amigos en el camino.  No importa el rumbo, si existe o no, si esta bien definido o ni siquiera se trato de definir. La verdadera importancia descansa en justamente no descansar más que lo suficiente para tener la energía y seguir en movimiento. Mi nombre es Mariana Croce (la máma, mamina) argentina, tengo hasta hoy ( 07/02/2013 ) 24 años, festejo cada 4 de octubre haber nacido en Sarandi. Siempre estuve  en movimiento, pretendo seguir moviéndome y de ahora en más con mayor intensidad. Me estoy moviendo y pretendo en este blog ir registrando cada uno de mis pasos. Seguir girando para nunca dejar de moverse.